domingo, 16 de abril de 2017

LA CLAVE ES LA IMPARCIALIDAD - GRUPO 11

En el fragmento de la película se puede ver la importancia que reviste la garantía de la “imparcialidad del juzgador” en cualquier sistema de enjuiciamiento, entendiéndolo a este como un método de averiguación de la verdad. A nuestro criterio la imparcialidad es de las mayores garantías que podemos tener si alguna vez nos toca ser acusados de algún delito.
Y en este sentido observamos que los distintos sistemas de enjuiciamiento respetan más o menos esta tan importante garantía. Hoy en día tenemos dos grandes exponentes de estos sistemas, por un lado tenemos el sistema inquisitivo (hoy aggiornado pero manteniendo sus rasgos distintivos) y  por el otro lado nos encontramos con el sistema acusatorio. En el primero le pedimos al juzgador que a partir de la jura como magistrado sea imparcial en cualquier situación y ante cualquier acusado. En el segundo reconocemos que lo anterior es imposible y para lograr un juicio justo le proponemos al acusado que sea juzgado por un grupo de personas de su comunidad, y es más, incluso se le propone a las partes que realicen una selección previa del jurado depurando de esa manera a los integrantes más extremistas que nunca y de ninguna manera pudieran dar su veredicto a favor del acusado.
Creemos que la diferencia entre los dos sistemas es perceptible, y que todo gira en torno a la imparcialidad. El sistema inquisitivo no satisface esta garantía por muchas razones, y ni hablar (lo que como muy bien se dice en la película) lo que dice la constitución. Creemos que si optamos por adoptar un sistema de averiguación de la verdad con jurados (oral, acusatorio, contradictorio, público y continuo) podremos ir desterrando otras malas costumbres que hoy en día se encuentran en la justicia.

Volviendo a la película y para finalizar lo que vemos es un conflicto que ha tocado fibras muy sensibles del pueblo estadounidense; y por esta razón se busco deliberadamente privar de la mayor cantidad posible de garantías a los acusados. Ahora bien, nosotros queremos dejar abierta la reflexión ¿este perjuicio en contra de los acusados fue producto de la falta de imparcialidad de las personas que debían conducir el proceso? y si es así ¿la imparcialidad hace distintos a los procesos, o bien los procesos garantizan más  o menos la imparcialidad? nosotros nos inclinamos por la segunda.

Grupo 11.

Santiago Varela
Gisela Tavormina
Rodrigo Martín
Santiago Anzovino

No hay comentarios.:

Publicar un comentario