sábado, 15 de abril de 2017

 Comentario en relación a “La conspiración”.

El fragmento de la película nos muestra a un abogado que, no obstante considerar que no es el más apto para defender a la imputada, se compromete con el caso a fin de resguardar las garantías constitucionales que deben regir el proceso, conforme establece el incipiente orden jurídico establecido por quienes propugnan sus mismos ideales.
La gran trascendencia del hecho ha devenido, como suele ocurrir en tales situaciones, en la búsqueda de culpables que satisfagan la necesidad de restaurar un “equilibrio” o generar una “sensación de justicia” que les permita morigerar su rencor, ya que ni siquiera pretenden ejercer la venganza debido a que no se ha demostrado la participación de la persona hacia quien pretenden adjudicar el castigo. Aquella pretensión vulnera incluso aquellas bases legales sobre las cuales, según reconocen los mismos acusadores al escenificar el recinto de un juicio formal, se rige el proceso. Es por ello que les ofende lo que consideran la búsqueda de la impunidad de la imputada -a quien ya han atribuido la culpabilidad- por parte de su abogado, cuando en realidad solo se pretende por el momento resguardar aquellas normas que conducen el proceso y hacen prevalecer al estado de derecho. La defensa, en efecto, recae sobre estas cuestiones; resguarda los derechos del defendido, y no la impunidad frente a los delitos.
La película resulta sumamente gráfica al respecto debido a que quienes se presentan como ofendidos por el asesinato de Lincoln responden a su muerte violando las bases constitucionales que él mismo defendía, aplicando un sistema de juicio militar contra un acusado civil, caracterizado por un ostensible desequilibrio de armas y la nula contradicción entre las partes, todo esto sumido en el aparente respeto por las formas que designa la ley.
 
GRUPO 7:
Andrés Bustos Berrondo
Ezequiel Briceño
Martín Buccino
Stella Maris Fernández
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario