EXAMEN FINAL

A raíz de consultas efectuadas en clase, se aclara que EL EXAMEN será un FINAL (es decir que abarca tanto a los contenidos de la segunda parte del curso como a los de la primera: garantías penales y procesales)

domingo, 26 de marzo de 2017

PRINCIPIO DE LEGALIDAD - ABORTO NO PUNIBLE

1)      Elegimos el art. 86 del Código Penal que, en la parte pertinente, establece “El aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta, no es punible:

1º Si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios.”

2)      Se trata de un tipo penal abierto por violar la exigencia de ley cierta y precisa.

3)      Consideramos que se produce esta afectación desde que se indica como causal del aborto no punible el peligro para la salud de la mujer, siendo que se trata de un concepto completamente vago, discutido y cambiante. ¿Qué consideramos que es la salud y qué, un peligro para ella? Si bien la Ogranización Mundial de la Salud del año 1948 define que “es un estado de completo bienestar físico, mental y también social, no solamente la ausencia de enfermedad o dolencia”, el hecho de no haber sido especificado en la norma da lugar a diversas interpretaciones sobre los elementos y criterios a seguir para determinar si, en el caso concreto, existe un peligro para la salud de la mujer y así quedar configurada esta causal de no punibilidad del aborto. Tal es así, que los protocolos provinciales que regulan la atención de interrupciones legales de embarazos son distintos y varían sus requisitos dependiendo de la interpretación que hagan del concepto de “salud”: si consiste en un bienestar físico o también psíquico y social, si el peligro debe ser de un determinado nivel de gravedad –requisito que la ley no exige-, si puede determinarlo la propia mujer en ejercicio de la soberanía sobre su cuerpo y su salud o si, por el contrario, es un comité interdisciplinario quien determina qué es lo que está en juego respecto de la salud de la mujer y si configura la causal en cuestión.  
De esta forma, ni la mujer ni los médicos que podrían asistirla tienen un entendimiento claro y preciso sobre la conducta penada. Esta incertidumbre respecto de la respuesta punitiva a la que están sujetos, ocasionada por la falta de claridad sobre cómo trabajar con la “causal salud”, genera, en la práctica, que se restrinja su uso hasta el punto de prácticamente anularla.

Fernanda Minutella 
Priscila Baldachis
Sofía Fischnaller

3 comentarios:

  1. Ok. En principio no puede sostenerse que la norma señalada (inc. 1 del párrafo segundo del art. 86 CP) afecta al principio de legalidad, pues se trata de una norma de recorte: establece supuestos en los que no serían punibles conductas penalmente tipificadas.
    Sin embargo, al decir que en esos supuestos esas conductas no son punibles, se está diciendo que en los otros supuestos sí lo son, por lo que la falta de precisión de la norma de recorte trasladaría la afectación al tipo básico.

    Son el GRUPO 9.

    ResponderEliminar
  2. buen día Dr. Penna, soy Ramirez Paravecino Jack y me uní al grupo 9 al final, junto con las compañeras:
    Fernanda MINUTELLA
    Priscila BALDACHIS
    Sofía FISCHNALLER
    muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comentalo en la entrada donde se armaron los grupos con quienes no estaban originalmente en ninguno, por favor. Gracias!

      Eliminar